CoolSilkara

Embarazo: Piernas ligeras

Uno de los más comunes malestares de las embarazadas son las piernas hinchadas sobre todo en la recta final del embarazo. Pesadez, edemas, varices… Y lo peor es que algunos de los daños vasculares que se producen son irreversibles y se van acumulando si tienes otros embarazos después. Es por lo tanto un aspecto muy importante a cuidar sobre todo por nuestra salud y bienestar y también por estética.

0

Si además padeces problemas vasculares (y sino también por prevención durante el embarazo) te recomiendo que acudas a un buen especialista desde el primer momento en que te enteres de que estás embarazada. Él te dará algunos consejos, panty de compresión o tratamiento personalizado dependiendo de tu estado, profesión a la que te dediques (si tienes que trabajar muchas horas de pie, por ejemplo), estilo de vida, etc. Al igual que otras indicaciones para el parto y postparto.

1

1. Ejercicio físico: Siempre es recomendable. Sobre todo caminar, nadar y yoga. Son 3 de las actividades más beneficiosas durante el estado de gestación. Los 3 maravillosos para el cuidado de nuestro sistema vascular. Si puedes caminar descalza por la tierra, playa o en la orilla del mar es perfecto y un grato placer. Los cursos de natación para embarazadas son estupendos. Personalmente a partir del 7 mes sólo era capaz de dormir toda la noche los días que iba a estas clases. Y en yoga, si puedes practicar las posturas invertidas también son ideales para nuestra circulación. Y por supuesto liberas endorfinas que agradecerás tanto tú como tu bebé.

setu bandha sarvangasana

setu bandha sarvangasana

2. Duchas frías: Comienza desde el tobillo exterior derecho realizando círculos ascendentes hasta la parte superior de la pierna. Después por la parte interna. Y repite con el lado izquierdo. Siempre es la misma rutina. Agua fresca, pero no “helada”…

3. Del mismo modo masajea tus piernas con una crema o aceite específico (sobre todo si te coincide en verano hay geles frescos a base de castaño de indias, hammamelis, mentol, etc.). Ten mucho cuidado con su composición, sobre todo si hay aceites esenciales, ya que algunos están contraindicados durante el embarazo. Haz círculos alrededor de los tobillos, por delante y detrás de rodillas e ingles (son tres puntos importantes de activación linfática).

3

4. Si puedes acude a un centro especializado para realizar masajes o drenajes.

5. Evita estar muchas horas de pie o sentada sin moverte. Escucha a tu cuerpo y para cuando él te lo pida.

6. Evita también las exposiciones solares prolongadas, sobre todo en las horas del mediodía.

7. Evita ropas ajustadas que puedan dificultar la circulación venosa.

8. Elige un calzado adecuado y cómodo con algo de tacón.

9. Realiza un “vaciado” al menos 2 veces al día durante 10/20 minutos elevando tus piernas más altas que el corazón (ideal antes de dormirse para descansar mejor)

9. Cuida tu alimentación y evita comidas pesadas y bebidas gaseosas y azucaradas.

Aquí te dejo unos ejercicios sencillos y eficaces:

581900_434379896639609_1739029639_n-1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: