CoolSilkara

SÍ es posible además de recomendable evitar la episiotomía

Entre los muchos falsos mitos que hay en torno al parto existe la creencia generalizada desde hace unos años en España y otros países de que la episiotomía ayuda a la salida del feto en el momento del parto. Por ello y demás “justificaciones” un elevadísimo procentaje de las mujeres que dan a luz en su país sufren indiscriminada e innecesariamente esta agresión brutal, repercutiendo posteriormente en muchos casos en su vida sexual y en su salud física y emocional. De hecho está contraindicada por la Organización Mundial de la Salud como técnica preventiva para evitar desgarros.

Nuestro país es uno de los más atrasados en cuanto a la implantación de las recomendaciones de la OMS para la atención al parto, lo cual repercute en un aumento en los casos de partos instrumentalizados y cesáreas.

Esta incisión abarca la piel, zona muscular y mucosa vaginal, con lo cual más bien que prevenir desgarros es la causa de los peores. Un desgarro natural es muchísimo mejor que una episiotomía puesto que sólo afectaría a la piel.

Cómo puedes conseguirlo? Yo he tenido dos partos y en los dos he conseguido salvarme de la episotomía. El primero fue en un hospital tradicional y el segundo en otro cuya filosofía es el parto respetado. Y esto es lo que me funcionó:

1. Visita a una fisioterapeuta especializada en obstetricia: Si puedes incluso antes de quedarte embarazada es muy aconsejable que acudas a ella. Te enseñará a realizar los ejercicios de suelo pélvico y abdomen que tanta importancia tendrán a lo largo de toda tu vida. Y protegerás toda esta zona de los impactos del embarazo y del parto (también aprenderás a cuidarlo durante la práctica deportiva, o ante cualquier otro impacto o cambio hormonal como en la menopausia).

2. Actividad física: Nuestro cuerpo está diseñado para la actividad física. Es fundamental durante toda nuestra vida para disfrutar de una buena salud. Pero además es muy importante que la realices en unos momentos en que tu cuerpo va a experimentar los mayores cambios (embarazo y postparto) así como para estar preparada para el trabajo de parto. Siempre bajo el control de tu ginecólogo o matrona y a ser posible con un entrenador personal o clases especializadas: yoga, natación para embarazadas, caminar… Así tus músculos tendrán fuerza, resistencia y elasticidad. Y tu bebé percibirá también todos los beneficios de tu práctica.

3. Masaje perineal: A pesar de que nuestro cuerpo y nuestros tejidos están preparados para este proceso fisiológico, como es difícil que se den por completo todas las características apropiadas para el desarrollo de un parto de forma natural, yo sí recomiendo el masaje perineal. Está demostrado que es efectivo para reducir el trauma perineal.

4. La postura del parto: Si hay alguna postura antifisiológica para dar a luz es en la que nos ponen a la mayoría de las mujeres en los hospitales tradicionales: el potro obstétrico. Ninguna de nosotras elegiríamos esta postura libremente a la hora de dar a luz, no sólo va contra la ley de la gravedad, sino que además el propio coxis se desplaza estrechando el canal del parto. Por ello también se fuerza este canal y realizan episiotomías, por la postura tan inadecuada. Además de entrañar riesgos para la salud del bebé y de la madre. En mi primer parto di a luz en esta postura y en el segundo instintivamente di a luz a cuatro patas (otras posturas que suelen elegir las mujeres suelen ser de pie, en cuclillas… lo importante es que cada una en ese momento tengamos la libertad de dejarnos llevar y escuchar a nuestro propio cuerpo) y os puedo asegurar que no tiene nada que ver una experiencia con la otra. El canal del parto se acorte, los huesos de la pelvis se abren suavemente… es todo facilísimo!

5. Epidural y expulsivo: Es muy importante que tengas el control de tu cuerpo durante el parto, algo que se pierde con la anestesia epidural. Existen otros medios analgésicos alternativos así como varios tipos de anestesia (que incluso te permiten moverte y caminar) o la dosis utilizada. Es importante no perder la consciencia sobre tu perineo especialmente durante el expulsivo.

Claro que para poder tener toda esta libertad tienes que dar a luz en tu casa o, como yo decidí, acudir a un lugar en dónde trabajen bajo la filosofía del parto respetado. Aquí os dejo un link muy interesante de la Asociación El Parto es Nuestro, en donde podréis informaros con mayor profundidad sobre estos temas, además de acudir a sus reuniones. También encontrarás información a cerca de tus derechos como paciente.

El Parto es Nuestro

Y este hermoso vídeo realizado por una de las pacientes muestra la filosofía con la que se trabaja en los hospitales en los que se promueve el parto respetado, en este caso en el Hospital do Salnés, en la Provincia de Pontevedra, en donde tuve la suerte de dar a luz a mi segunda hija y en donde la experiencia fue maravillosa!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: